Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito

Entendida a la Arquitectura como una manifestación cultural, en el marco de la XX Bienal Panamericana de Arquitectura de Quito (BAQ), en esta ocasión contó con 600 participantes, 23 jurados internacionales y 44 ganadores a diversas categorías.

Muestra de ello es la “CASA RDP”, realizada por los arquitectos Sebastián Calero Larrea y Daniel Montero Flores, ubicada en la Provincia de Pichincha (La Morita – Valle de Tumbaco), la construcción cuenta con un área de 25175m2, con un costo de $170000, propuesta que dio vida a una casa didáctica, utilitaria y desarmable, donde las soluciones constructivas sean visibles, sin importar su manufactura. El propietario es un apasionado por la mecánica; al interpretar esta vinculación directa con el metal, apareció la idea y el anhelo de vivir en una casa de contenedores.

Para los arquitectos una de las razones principales para experimentar con este material, fue el ahorro energético que implica, ya que después de su vida útil estos objetos se convierten en desechos, al cambiar su función y hacerlos habitables, no sólo se les dio un nuevo uso, sino que se construyó de manera limpia. Es importante recalcar que en el diseño se hizo un trabajo de simplificación, donde únicamente debían existir las piezas necesarias.

“Toda la casa es un gran sistema” comentan, los contenedores están organizados de manera estratégica y provocan un juego de gravedad y contrapesos con la ayuda de vigas metálicas y cables de acero. El proyecto está compuesto por ocho contenedores, siete asentados sobre plataformas de hormigón y uno superior apoyado en la cubierta, los cuales van formando los espacios y a su vez formando la estructura de la casa.

Los contenedores fueron modificados lo menos posible para que funcionen no sólo como elemento estructural, sino también como inclusivo de baños y cocina. Se destaca el apoyo que tienen sobre un sistema de vigas metálicas, soportadas por elementos reforzados, que permiten tener grandes luces y jugar con la integración de los espacios tanto interiores y exteriores de la casa. En los espacios entre contenedores se sitúan los dormitorios, cuyo sistema estructural permite que estén colgados.

Para mantener la esencia de la construcción se decidió despintar todos los contenedores para mantener el metal y evidenciar la historia del objeto que vaya afín con el hormigón alisado utilizado en los pisos de las áreas sociales, mientras que las áreas privadas están recubiertas de madera para humanizar los espacios.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *