Casa Cor Péru


LA MUESTRA CASA COR PERÚ ABRIÓ SU EDICIÓN NÚMERO 23, DEL 25 DE SEPTIEMBRE AL 4 DE NOVIEMBRE, EN LA CASA MARIO BIANCO, UBICADA EN EL DISTRITO DE SAN ISIDRO. ACTUALMENTE CASA COR ES LA EXPOSICIÓN DE ARQUITECTURA, DECORACIÓN, DISEÑO Y PAISAJISMO MÁS GRANDE DE AMÉRICA, OPERANDO EN 20 CIUDADES DE BRASIL, CHILE, ECUADOR, PERÚ, PARAGUAY, BOLIVIA Y ESTADOS UNIDOS.


50 profesionales presentaron 37 ambientes que invitaron a los visitantes a vivir una experiencia única con una auténtica lectura de lo contemporáneo, donde se respetó la esencia y tradición con una visión actual e inspirada en la temática oficial del evento “La Casa Viva”. La vida, naturaleza e innovación se vieron representados a lo largo de todo el recorrido.

La muestra 2018 presentó diversas propuestas como seis lofts, ubicados en los exteriores de la casona y una estación Eco Bici, que busca promover el uso de bicicletas como medio de transporte público; un beneficio personal y también colectivo, ya que reduce los niveles de contaminación ambiental.

El interior de la Casa Mario Bianco contó con un salón principal, un vestíbulo, un comedor, una cocina, despensa, sala de recibo, un rooftop (azotea) y un escritorio, así como estudios y ambientes o planos abiertos (flats) como lo llaman en Perú. En el piso inferior se ubicó la zona de restaurante, bar, servicios públicos y la tienda Ann Sullivan.

La novedad de este año fue que, además de ser una referencia en el universo de la arquitectura y decoración de interiores, la muestra también se convirtió en un modelo en sostenibilidad. Casa Cor Perú se unió a la movilización mundial en torno a la disminución del uso de sorbetes de plástico, los cuales se fabrican en apenas un minuto, tienen en promedio 10 minutos de vida útil, llevan al menos 200 años para descomponerse y pueden causar hasta 1.000 muertes de especies marinas al año. Pensando en esto, el evento se comprometió en abolir el uso de las mismas.

Por otra parte, es importante señalar que desde hace 21 años Casa Cor Perú apoya el Centro Ann Sullivan, una institución sin fines de lucro que ayuda a niños con habilidades diferentes. Casa Cor mantiene una relación incondicional con el centro e invita a otras empresas a sumarse al apoyo de este notable servicio liderada por Liliana Mayo.

Casa Cor Perú abrió sus puertas en 1996, bajo la dirección de Elena Benavides y Verónica Torres de Haaker. Desde hace veintitrés años, está abocado a la recuperación de joyas invaluables de nuestra arquitectura. Gracias a este esfuerzo, Casa Cor Perú ha podido cruzar el umbral hacia un pasado que cobra vida de la mano de las nuevas tendencias en diseño, interiorismo y paisajismo.

El evento, que se realiza una vez al año, reúne a decoradores, arquitectos, diseñadores y paisajistas que se dan cita para mostrar las últimas tendencias en el Perú. Casa Cor Perú ha puesto en valor inmuebles como la Escuela Climática de Varones del Puericultorio Pérez Aranibar (Actual sede de las Naciones Unidas en el Perú) la Casa Riva Agüero (Actual Escuela de Música de la Pontificia Universidad Católica del Perú), el Ex Ministerio de Transportes & Comunicaciones (Actual Museo Metropolitano de Lima), la Casa Moreira (Actual sede de Astrid & Gastón) el Palacete Sousa de Barranco, el Edificio Ronald del Callao, entre otros.

Ya hablando propiamente de la muestra de este año, se pudo apreciar que el objetivo de los ambientes es transmitir elegancia y armonía de color y formas. Los revestimientos confirman lo antes dicho, las paredes de mármol volakas, papel de fibra natural con seda y madera en los techos contribuyen a dar calidez, y la iluminación resalta todos los materiales.

Los muebles de línea vanguardista le dan belleza a los espacios, transmitiendo distinción. La cava recibe al visitante con una fotografía que significa: “El tiempo en el vino es el requisito fundamental para asentarse, como todo en la vida”.

Uno de los espacios más esperados la cocina; fue diseñada por Carlos Maza Fernandini – Diseñador de Interiores, la cual se reinventó manteniendo líneas sobrias y elegantes, aportando vanguardia con el equipamiento de electrodomésticos de última generación de la marca Bosch Home. Espacios abiertos, sobriedad y confort definen este encantador espacio.

La naturaleza formó parte preponderante de la muestra, un espacio muy peculiar y llamativo lo protagonizó el loft de Marianne por Diego Olivera, inspirada en Marianne, una mujer que revoluciona la escuela de bauhaus, fuerte, decidida y exitosa que lucha por seguir sus propios ideales, y rechazando la idea que la mujer no puede lograr nada, una linda ideología que a la vez se mezcla en su hogar con un espacio que respeta la naturaleza, siendo el árbol de olivo el corazón del espacio.

 

Una Villa entre Culturas, diseñado por Jessie D’Angelo, es un ambiente de 107m2 con área social, dormitorio y baño. La inspiración es el resultado de una serie de viajes a lo largo del año, donde las culturas balinesa, africana y peruana se entremezclan en un solo lugar con armonía.

Semillas, maderas, telares, arena, piedra, yute, papeles decorativos, microcemento y plantas dan vida a una propuesta con elementos rústicos, bajo una iluminación tenue. Existe un equilibrio entre el pasado y las tendencias, bajo una paleta de marrones y tonos pasteles.

Se respira mucho respeto por lo natural, el espacio está acompañado por mobiliario contemporáneo con toques étnicos, con taburetes muy bien concebidos, 100% elaborados de troncos de madera, que dan un toque especial y cálido al ambiente, el cual se complementa con mesas de centro con formas geométricas, las cuales son tendencias para la siguiente temporada.

La inspiración para crear un proyecto de arquitectura o para decorar un ambiente puede venir de las más diversas formas; desde porcelanatos, griferías, cerámicas, hasta duchas. Algunos interioristas han incorporado a sus proyectos productos de la marca Rivelsa para esta edición de Casa Cor.

El Jardín X-Tensivo, diseñado por Vivi Modonese, Marko Pacheco y Yerick Ampuero, asocia el diseño arquitectónico y paisajista a través de una instalación que muestra las propiedades de las tecnologías de mallas y cables de acero inoxidable para contener un espacio de tránsito, con cerramientos casi virtuales dentro de una estructura geométrica.

Anexa y complementaria, la iluminación recorre la trama de la malla con una forma ondulante y escenográfica, generando sensaciones a su paso.

La propuesta de la arquitecta Vera Velarde I Arquitectura & Interiores busca ubicarse en el contexto en donde se plasma su proyecto, una casa san isidrina cerca al centro corporativo de la ciudad; buscando así un refugio urbano para escaparse del movimiento y acercarse más a la libertad de la naturaleza.

En una casa de 90m2, con cobertura de vidrio, se desarrollan ambientes integrados, de líneas limpias y juego de texturas, donde la intención principal es jugar con la transparencia para permitir el ingreso de la naturaleza que otorga bienestar y calidez al espacio.

Para quienes pudieron disfrutar de esta muestra, coinciden que llenó plenamente sus expectativas con variados ambientes, los cuales cada uno denotaban que detrás hay mucho trabajo, creatividad, técnica y sobre todo pasión por el diseño.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *