Casa Mariscal

El recorrer por la zona de la mariscal en la Ciudad de Quito, nos brinda un paisaje arquitectónico diverso, al ser una zona altamente turística donde se ha modernizado el noventa por ciento de sus construcciones, aún encontramos espacios que mantienen la esencia residencial del antiguo barrio conocido como centenario.

Muestra de ello es Casa Mariscal, una obra arquitectónica que data alrededor de 1940, donde destaca la utilización de arcos en ventanas y paredes para separar ambientes, urnas para matizar objetos de valor y la utilización de piedra natural para delimitar espacios exteriores, siendo el factor principal de la época los jardines en la parte frontal. Todo esto ha primado para que aproximadamente diez años este bien forme parte del Patrimonio Inmueble del país.

“La patrimonialización, consiste en lograr que un bien, cultural o natural, sea declarado con la categoría de patrimonio, basado en su significado e importancia que posee como parte de la identidad y autenticidad que representa y simboliza para un pueblo, por lo que, a través de éste proceso, se consigue proteger y conservar, dicho bien, como herencia y legado para las futuras generaciones”.

Para Alberto Santos haber adquirido esta prioridad en conjunto con ocho socios artesanos, representa un reto y un propósito, ya que “Casa Mariscal nace para convertirse en un punto de oferta de productos artesanales de primera calidad hechos en Ecuador a un precio justo”.

La decoración actual en el interior de la casa ha mantenido la línea arquitectónica original, lo que actualmente exhibe cada área ha sido diseñada por sus miembros, quienes han elegido los colores y contrastes en gris y azul para las paredes, lo que permite resaltar cada pieza, se reciclaron muebles que tuvieron un tratamiento artesanal, para que hoy se vean como nuevos.

Este es un espacio que se ha creado con el fin de preservar lo nacional en diferentes expresiones artísticas, es por esto que se ofertan productos de 68 artesanos (cuadros, repujados, esculturas, ropa, juguetes, joyas, comestibles, artículos de belleza, etc.), cada uno con un producto diferente con técnicas y variantes propias.

Lo invitamos a visitar este espacio que se encuentra ubicado en la calle Juan León Mera N23-54 y Baquedano, allí podrá remontarse a tiempos pasados, disfrutar del arte y compartir gratas experiencias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *