Clásico Moderno

¿Desea aportar un toque elegante y sofisticado a cada una de los ambientes de su hogar para sorprender a sus invitados y crear un estilo clásico pero sin alejarse demasiado de las tendencias decorativas modernas y de tendencia?, posiblemente, lo que está buscando es lo que se conoce como estilo clásico renovado o clásico moderno.

Más allá del lujo y refinamiento exquisito que caracteriza a este estilo decorativo, lo que se pretende es fusionar las tendencias más tradicionales y clásicas de la decoración con tratamientos y tonalidades cromáticas más modernas, lo que aportará cierto romanticismo y atracción a cada una de tus habitaciones.

Muchas veces, cuando adquirimos una nueva casa en la que formaremos nuestra propia familia, uno de los factores a tener en cuenta, además de la ubicación y disposición de la casa, es la decoración y estilo personal que vamos a aplicar en cada una de sus habitaciones.

Hablaremos de una tendencias muy presente, incluso muchos lo hacen de manera intrínseca, espontánea, casi sin saberlo y terminan aplicando un estilo propio (el llamado “estilo clásico renovado”).

Por esa razón, una de las tendencias que ha ido ganando adeptos en los últimos años es la de fusionar estilos que a priori parecen totalmente incompatibles. En este caso le damos unos pequeños trucos para combinar en su casa el estilo clásico con el moderno.

Para aplicar este estilo en su hogar, puede considerar los siguientes puntos:

Póngale mucha atención a los detalles, para ello un truco para combinar ambos estilos es hacer que uno de ellos predomine en su hogar con el mobiliario o los elementos más importantes de la misma y el otro se base exclusivamente en los accesorios y pequeños detalles. Pruebe con darle a su dormitorio un estilo original con una cama de diseño vintage y unas lámparas más modernas.

Olvídese de la decoración recargada, ya que mucha gente suele pensar que para combinar el estilo clásico y el moderno cuantos más elementos se utilicen mejor. Sin embargo, no es aconsejable recargar la casa para compensar ambos diseños. Esto no tiene por qué darse sólo en el mobiliario, tampoco hay que sobrecargar con los colores o los estampados.

Lo mejor es utilizar menos mobiliario y accesorios en colores claros y telas lisas o con estampados sencillos.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *