Creatividad

El momento de su inspiración es la noche, empieza viendo imágenes que activan su sensibilidad. Muchas de estas imágenes tienen que ver con sus recuerdos de infancia. Tiene en su colección, por ejemplo, un par de macetas en forma de medias que reflejan el estrecho lazo que guarda con su hermana melliza.

Su pasión por la decoración de ambientes, la hace sentir los objetos, y desplegar su magia dentro del espacio en  que se encuentran, por medio de su varita, el pincel. Pensando en ello nos ofrece también una línea de muebles y accesorios decorativos, que juegan en combinaciones con los diseños de sus macetas. Disfruta mucho renovando muebles u objetos ya existentes, con nuevos colores y motivos, para cambiar el estilo de la decoración, o para rejuvenecerlos.

Cuando afina los detalles, Adela nos cuenta, los espacios adquieren una verdadera identidad y reflejan la presencia de quienes lo habitan. El hogar se enciende, y se vuelve acogedor.

Cuando era pequeña y vivía en Chile, Adela pasaba horas observando a su abuelo José; Él hacÍa macetas de cemento que luego ella pintaba. Fue en ese momento de su vida que se dio cuenta que le era fácil ilustrar lo que veÌa, y lo disfrutaba. Al ser una niÑa tímida empezó a expresar sus emociones dibujando con su lápiz o pincel. Siempre tuvo apoyo de sus padres, ahora ella hace lo mismo con sus hijos pequeños, motivándolos a pintar desde sus perspectivas las cosas a su alrededor, y que con sus trazos audaces y atrevidas combinaciones de colores, creen su propia realidad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *