Stefany Tejada

Ahora está muy feliz con los resultados, se refiere al nuevo local como la carta de presentación, de la marca y de la empresa, ahora ponen mucho énfasis en los detalles, en los servicios que brindan. Stefany nos habla acerca de lo que significa el color lila dentro de la decoración, éste color representa mucho la espiritualidad en su vida, como la cambió completamente, el renacer, la transmutación que vivió en una etapa muy importante que la llevó a elegir ese color.

Para ella esto es ideal incluso para la visión y objetivo de la empresa, que es darle un refresh a la gente, darle otra imagen, renovarla, refrescarla, es como todo esto tiene sentido y se conecta, nos comenta.

Cuando se decidió por emprender este nuevo proyecto, Stefany estaba al momento trabajando tiempo completo en “Yo me llamo”; todo este proceso de asesoramiento y aportar ideas, se lo realizó de manera remota.

En esa fechas, había realizado un viaje a Las Vegas, tenía en mente un local donde el escaparatismo era de esculturas y todo lo que inspiró en la decoracion de su local, le envió algunas fotos referenciales a Daniela, y ella desarrolló el concepto global, se inspiró. Dentro del local se realizaron muchos cambios, se derribó paredes buscando comodidad de las personas.

Como su siguiente paso está pensando abrir una sucursal al sur de la cuidad, más amplio con más capacidad, ya que así amerita el target de allá. No le gusta la idea de ponerlo dentro de un centro comercial, ya que busca que tenga su propia imagen, su rincón, le gustaría que en la mente de sus clientes Stefany Tejada Estudio sea un lugar al que siempre puedan ir los fines de semana de visita o para tomarse un vino con cualquier persona del team.

Sobre la decoración del estudio de Cumbayá nos comenta que lo que se quería dentro del ambiente de la peluquería es que se vea muy romántico, elegante, que tenga detalles diferentes, las lámparas tienen plumas sobre la cabeza, hechas exclusivamente, al igual que las lámparas de vinil, las esculturas, todo fue personalizado y tiene su logo, ya que son piezas exclusivas.

Tuvo ciertos inconvenientes; nos relata una anécdota: el sillón que se encuentra en la zona de coffee break estaba destinado para manicura, pero al no cumplir los requisitos y necesidades de los clientes, porque era muy incómodo, así que suspendió ese servicio.

Las personas en Cumbayá, nos cuenta, las percibe como muy lindas muy amigables, un poco más exigentes, les gusta un poco más la privacidad, a diferencia del local en Quito, allá maneja cursos de 30 personas, en cambio en Cumbayá se maneja 10 personas, les gusta que sea más personalizado, que estén atentos a preguntas o inquietudes, si es muy diferente. Las aulas son más sobrias, limpias que es lo que se ha pedido; en cambio en Quito nos cuenta son un montón de luces, sillas, muchos elementos.

Algunas cosas nuevas en el estudio fue implementar la zona de niños, además que es importante resaltar que este es un sitio pet friendly y se implementó una pantalla grande con Netflix para los esposos, para que puedan esperar pacientemente, se ha pensado en todos nos comenta sonriente.

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *